Posted by : Any R jueves, mayo 08, 2008

Hoy pensé que acabaría escupiendo bilis... Por si fuera poco la rabia que siento por lo que le ocurrió a una de las mejores amigas que tengo, encima tengo que enterarme del testamento de mi padre... Creo que toda la sangre se me subió a la cabeza, porque empezó a latir con fuerza, volviéndose insoportable... Después el pecho empezó a arder...

Y ahora... Ahora me importa una mierda. Estoy cansada. Estoy demasiado cansada. Estoy hasta los mismísimos ovarios de todo. No quiero ir de víctima. Por supuesto que soy una privilegiada de la vida. No tengo hambre, puedo cumplirme todos los caprichos que quiero... Tengo alrededor un montón de gente buena... Para nada soy una víctima. La única putada es mi cabeza, es mi corazón, o incluso mi alma... Son unos cabrones que no se conforman con lo que tienen... Siempre quieren algo más...


Sigo sin querer dormirme cada noche, porque los sueños son más agradables que la realidad. ¿Quién puede culparme? ... Yo... Yo puedo hacerlo.


Ais... Buona notte a tutto il mondo.

2 comentarios por lo de ahora.

  1. Sabor says:

    Yo siempre he dicho que la queja es el único acto humano, pero humano de verdad... todo lo demás, convencionalismos de los tiempos que nos tocan vivir.
    Un placer leerte.

  2. Hola, buenas tardes.
    Aquí estoy de nuevo en tu rincón para animarte a que participes en el concurso de micro-relatos de Literatura en Murcia.

    http://literaturaenmurcia.blogspot.com

    Esta vez hay un matiz distinto, espero que te guste. Pues ánimo, gracias y suerte.

    Y ya sabes que para lo que quieras está el Blog, y el mío personal.

    Raúl M.

    http://envidiaydeseo.blogspot.com

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -