Posted by : Any R miércoles, mayo 28, 2008

Hoy fue un día horrible en el trabajo. Pero estoy genial. Ni siquiera yo lo entiendo... Pero me gusta. Pensé que sería el efecto de la adrenalina mezclada con bilirrubina después de entrenar en el salón (redecorado para dejar espacio). Pero todavía me dura...

Me iré a la cama en breve, sin pensar gilipolleces... Con ideas absurdas y proyectos dando vueltas en mi cabeza, sabiendo que poco tiempo libre me quedará esta semana porque tengo que empezar a hacer horas extra (que no me retribuirán...).

Y mañana lloverá y no podré empezar a surfear...

Pero no importa. La sonrisa todavía permanece en mi cara. Tengo mucho que entrenar, tengo mucho que preparar, tengo mucho que aprender, tengo mucho que luchar... Qué vida tan entretenida, tan plena... Porque, ¿acaso no era esto lo que yo quería de la vida? ¿No pretendo vivir el máximo número de experiencias posible?

Sí. Eso deseo. Y dejar de ser la idiota que sólo escribe para sacar todo lo negativo que guarda dentro. Mejor alegrarse con lo bueno que puedo llegar a pensar. O un intermedio... Eso quizás... Seguiré siendo quien soy, porque no me disgusta en absoluto.


Buona notte a tutto il mondo.

7 Responses so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -