Posted by : Any R jueves, abril 24, 2008

¿Qué se supone que tengo que escribir los días que no tengo nada que decir? Mmmmm. Diréis: "Joder, Any, eres idiota. No escribas". Peeeeero. La verdad es que me apetece... Y ya que tengo la costumbre...

Y aprovechando que están en 360º hablando del machismo, mi mente ha volado hacia lo que yo debería haber hecho, o lo que debería estar haciendo... Yo no debería estar currando en la empresa en la que trabajo. Debería estar de misión con el ejército, con mi uniforme, pasando calor en el desierto. O quizás debería estar en una forja, sudando la gota gorda. O haberme quedado en el restaurante, corriendo escaleras arriba y escaleras abajo, cortándome con el cuchillo del pan...

¿Qué hago sentada en una oficina?

Uffff. Nunca me imaginé en un trabajo así. De niña quería ser como Indiana Jones, como cualquier héroe de película americana de aventuras. Incluso tuve mi época de querer ser asesina a sueldo. Y en lugar de eso me siento en la misma silla (con suerte, si no me cambian de sitio) cada día, a escribir chorradas sobre tarifas telefónicas, programas informáticos, técnicas de venta... ¡¡¡SÁCAME DE AQUÍ!!!

No, realmente sabes que lo que deseas y lo que quieres va en contradicción. Estás en un lugar en el que estás aprendiendo mil cosas de cientos de campos distintos. Y si estás ahí es porque quieres aprender lo más posible antes de seguir tu camino. Date un par de añitos y vete, si quieres, a picar piedra a la conchinchina... Por ahora aprende, fórmate un currículum medianamente bueno y ya veremos qué hacemos más adelante.

Ais... Tengo razón de cuando en cuando, ¿no? No... O sí... ¿Qué más da? El caso es que por ahora la vida que llevo tiene que ayudarme. Tiene que estabilizarme donde estoy. Conseguir que mi cabecita y mi corazón se encuentren en un punto común y firmen un contrato de paz... Y luego ya veré qué hago con mi vida...



En fin, debería irme a la cama. Buona notte a tutto il mondo.

Un comentario por lo de ahora.

  1. Amrita says:

    Tu inspiración y tu creatividad vienen de tu fuerza, de tu libertad, de que te dejen vivir y crecer libre y a tu aire. Necesitas abrirte a vivir diferentes experiencias, cada vez más enriquecedoras. Necesitas ánimos para leer más, necesitas fuerzas para reir...

    Y este trabajo te enriquece profesionalmente, pero te mata. Mata tus fuerzas, te vuelve rígida la mente y bloquea la fuerza del espíritu.

    Son horas y horas, forzada a escribir, forzada a pensar frialdades y después... Después se hace difícil soñar...

    Pero sí... es un buen campo de entrenamiento... un laboratorio único donde puedes experimentar todo tipo de cosas, hasta las más inverosímiles. Es una empresa única, y que en el fondo es un gran regalo.

    Aguanta un poco... te ayudará a crecer y a encontrar ese camino medio que te hará todavía una mujer más maravillosa y después... después ya viajarás a la luna o a donde la vida te abra camino.

    Ya sabes... no dejes que tu mente o la desesperación te ganen la batalla. Hay muchas cosas hermosas por aqui, y cuando te vayas, que sea porque sientes que ya has llegado al techo y ya estás dispuesta a volar a las estrellas...

    La flor que me regalaste sigue embriagándome con su olor maravilloso...

    ¡Crece, elévate y tu inspiración de antaño será todavía más espectacular! Sólo permítete este pequeño tránsito, este pequeño tiempo de transformación...

    Te quiere... tu princesa de cuentos de hadas ^^

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -