Posted by : Any R sábado, abril 12, 2008

Salí del coche de K. y caminé hacia casa con la caja con las entradas y los flyers del NST. Debo admitir que estaba pletórica, completa, llena de alegría. Yo... Relaciones públicas de un evento como ese... Ufff... Eufórica. Y de pronto él apareció en mis recuerdos otra vez. No me preguntes por qué... Sólo apareció. Y ya las lágrimas se asomaron a mis ojos, aunque no las quise dejar salir.

Sólo di dos pasos más antes de que empezara a sonar el móvil. Cuando lo saqué del bolsillo, la caja se me cayó al suelo y a punto estuve de soltar el teléfono también... En la pantallita lo decía muy claro: "PAPA". Descolgué temblorosa y lo llevé a mi oído.

- ¿Diga?
-...
- ¿Sí?
-...
- ¿Hola?
-...

Sabe Dios lo que pensé... Que querían asustarme, que era él... ¡¡¡Dios!!! En fin, que al final era su viúda para que le llevase unos papeles... Pero en el momento... Joder con las casualidades...


Hoy lo pasé bien. Aunque me duele la garganta. Ais... Quiero dormir...

Un comentario por lo de ahora.

  1. Amrita says:

    Madre mia... si es que la magia de la luna...

    Bueno, a mi lo que me hace super feliz es saber que por un ratín te has animado, alegrado y hasta has vivido un estado de euforia. ¡Eso es muy bueno para remontar! ¡Con lo guapa que estás cuando se te ve feliz!

    Un besín :*

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -