Posted by : Any R miércoles, abril 09, 2008

De nuevo aquí.

Hoy he mantenido una conversación profundísima por primera vez con alguien que fue muy importante para mí, con alguien que, de alguna manera, lo sigue siendo... Hablamos de las parejas... Obviamente yo hablé del amor... Ella no tanto.

¿Es posible no haberse enamorado nunca? Me cuesta creerlo... Ni tratando de evitarlo soy capaz... Siempre termino incluyendo a alguna chica en mis sueños, sin apenas darme cuenta... ¿Y asegurar que jamás vas a enamorarte? Ufff... Entonces algo grita en mi pecho y desesperado intenta llamar tu atención... Cuanto hubiera deseado poder hacerte amar. Es más... Cuanto hubiera deseado hacerte AMARME...

Dices que no es posible una vida individual con fragmentos compartidos. Intento callarme y no gritarte que me dejes intentarlo contigo... Porque hay algo de ti que me llama desde el mismo día en que te conocí. Llevo queriendo besarte desde hace tantos años... Y pensarás que no recuerdo cuándo te vi por primera vez. Pero mi mente es esa hija de puta que graba todo lo que le da la gana... Y recuerdo la voz de N. mientras te miraba de reojo... Aquel día yo era la nueva... Ni un año más tarde ya me había convertido en una veterana... Y seguía pensando en ti... Por eso mi corazón dio un vuelco cuando fuiste tú la que dio el primer paso hacia mí... BSEDLM, ¿recuerdas? Todavía guardo cada uno de tus mails, copié cada uno de tus sms... Pero al final te vi escaparte ante mis ojos... Sin poder hacer nada.

¿Y ahora? ¿Cuántos años han pasado? ¡Cuántas cosas han pasado! Dejé de quererte de aquella manera... Aunque cada vez que alguien me daba noticias tuyas me brincaba el corazón... Igual era rabia, igual era que quedaba un pequeño rescoldo de lo que había sentido por ti. Pero todo aquello ya da igual... Siempre tuve claro que te dejaría marcar el ritmo, porque tú habías dado el primer paso... Por eso antes de hacer cualquier cosa te preguntaba... "¿Qué pasaría si te besase?" "Por favor, eso que ni se te ocurra".

Sigo queriendo besarte. Quería hasta cuando me habías desgarrado el corazón (culpa mía, siempre me advertiste contra ti)... Porque siempre quise saber a qué sabían tus labios. Igual que siempre había querido saber de qué color son tus ojos. Ahora soy otra... Me atreví a mirarte a los ojos cuando volvimos a vernos. Quizás también, el día menos pensado, levantes la mirada y me encuentres con mis labios posados en los tuyos.

Supongo que leerás esto... No me importa. Sabes que siempre fui de cara, diciendo claramente lo que sentía... En eso no he cambiado. Ni cambiaré.


Buona sera a tutti el mondo.






P.D: Mi pobre blog se muere de hambre...

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -