Posted by : Any R jueves, abril 10, 2008

Religiosamente cada día poner una mínima entrada... Aunque seguro que patino los fines de semana... En fin, da igual...

Hoy recogí la ropa tendida, planché y emparejé calcetines... Curioso, pero eso me hizo pensar... En la colada de la semana pasada encontré un calcetín abandonado... Busqué por todas partes a su pareja, pero sin éxito. Sin embargo en ningún momento pensé en tirarlo. Lo metí en el armario (curiosa paradoja) y allí esperó hasta hoy. Ahora está de nuevo en el armario, pero bien acompañado de su complementario.

¿Y si eso nos pasa a todos? ¿Buscamos nuestro calcetín complementario? Jajajaja. Al releer la frase me doy cuenta de lo estúpido que suena esto... Eso es una señal de que me vaya corriendo a la cama.

Pero de nuevo vendrán los sueños... Tan amables... Quisiera poder elegir entre no dormir nunca y no despertar jamás. Aunque quizás me pasaría la vida decidiendo, y cuando escogiese lo segundo, sería la hora de mi muerte... Mientras me quedo con lo más cercano a la primera opción: dormir poco.



Buona sera a tutti el mondo.


Un comentario por lo de ahora.

  1. Amrita says:

    Eres increíble... cuánta creatividad hay en ti. Comparar calcetines con las relaciones de pareja o con la búsqueda de pareja.

    Mi padre me dijo una vez que la búsqueda de pareja era una de esas cosas importantísimas en la vida, un camino vital que como seres humanos nos llevaba a conocernos a nosotros mismos. Que no se debe tomar a la ligera, pues una vez que encuentres "candidato o candidata" influirá en tu vida de un modo u otro, incluso manteniendo una relación fluida y positiva en la que a los dos se les permita su espacio.

    Hay una película de esas románticas que tanto me gustan a mi en la que hacian una comparación con los pingüinos adelia... Que por lo visto dedican toda su vida a buscar a la pareja que les acompañará en el resto del camino.

    Hoy por hoy, cada vez tengo más claro que compañeros de camino o parejas, nos acompañan durante una fase de nuestra vidas, y que en esa búsqueda ya no es posible hipotetizar con un "para siempre", igual que no existe la media naranja o la pareja exacta del calcetín.

    Lo que me gusta pensar es alguna persona que esté dispuesta a comprometerse a caminar comigo una temporada, viviendo cada día, paso a paso y después ya se verá...

    ¿Crees que será dificil? Jijiji Bueno, quizá con la magia que hacemos juntas lo consigamos...

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -