Posted by : Any R martes, febrero 26, 2008

Fragilidad, que quiebra en mil pedazos nuestra vida.
Hostilidad, que nos asalta en cada esquina.
Complejidad, si hacemos que lo fácil se complique más.
La vida cuánto más vacía pesa más.
Y tocas fondo al despertar...

Efecto Mariposa


La vida es algo tan frágil... Cuando crees que todo está ordenado y que sigue un cierto patrón, las cosas vuelven a caer y a montar un caos absoluto... ¿A qué viene? ¿Any se ha vuelto loca? No, no me he vuelto loca, siempre lo estuve... Ayer fui a ver a mi padre...

Recuerdo a aquel hombre bruto, fuerte, capaz de partirte la cara por la tontería más insignificante. Ese hombre que jugaba contigo y sin querer te pegaba la paliza del siglo. Ese que salía conmigo cada domingo y me enseñaba todo lo que podía soñar aprender. Ese que me grabó a fuego que no hay que dejar para mañana lo que se pueda hacer hoy, y que me enseñó a base de cinturón... Y finalmente la lección más importante: "haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago".

Y ayer... Ayer no vi a ese hombre. Ya no existe. Ahora sólo hay un viejo incapaz de moverse por si mismo. Era alguien que ya no tenía ese orgullo pintado en los ojos. Era, a fin de cuentas, un moribundo que no sabe cuanto tiempo le queda porque nadie tiene la amabilidad de decírselo.

Desde ayer, tengo una presión en el pecho que no logro identificar. Sé lo que hay, lo sé desde hace unos dos años... Sé que se muere y que no sabré cuando hasta que pase. Y lo peor de todo, es que no sé cuánto me importa, o si llega a importarme siquiera...

2 Responses so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -