Posted by : Any R martes, enero 01, 2008

Ais... Menudo fin de año... Lo único que puedo contar es que me desperté con una mancha negra en la mejilla, porque me quedé dormida sobre la mano en la que me habían dibujado una rosa con una mariposa negra (gracias, M). También tenía alguna que otra frase en la espalda, acompañada de una polla... Vamos... que me acuerdo de todo lo que pasó, pero me sorprende igual...

Lo primero una duchita, para intentar borrar todas las marcas del permanente en mi cuerpo. No lo conseguí... xD Y luego, la vieja tradición que había perdido: las tortitas de año nuevo. Porque sí, hay quien dice que año nuevo vida nueva. Yo no lo creo así... Prefiero retomar cosas que me gustaban y que había ido dejando atrás. Como está tan de moda eso de que el pasado vuelva a intentar atropellarme cual camión desbocado... Pues eso, que no sólo dejo que lo haga, sino que corro a su encuentro.

Por cierto, las tortitas me salieron espectaculares... :P

Pero el caso es que fue una noche extraña. No parecía que fuese fin de año... Y sin embargo absolutamente todo el pasado volvió a manifestarse en extrañas circunstancias. Mediante mensajes, conversaciones, dibujos, mordiscos, alcohol, bizcocho (¡esa R!) y partidas de Wii... Supongo que el nuevo año será como todos los demás, como a mí me gustan... Distinto.


¡¡¡¡FELICIANO A TOD@S!!!!

2 Responses so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -