Posted by : Any R jueves, diciembre 20, 2007

Extraño... Fue tan... Agradable... Y estaba tan nerviosa al mismo tiempo. Cualquiera habría dicho que después de cuatro años llegaríamos a tener esa primera cita... ¡Y fue genial! Pensé que me daría plantón, pensé que sería terrible... Pensé... Pensé tantas cosas... Pero ninguna se cumplió.

Tomamos algo en un bar, mientras yo no dejé de hablar. Supongo qe sí que estaba nerviosa... Y cuando pusieron el fútbol a todo volumen, decidimos salir a dar una vuelta. Nos perdimos por calles desiertas mientras charlábamos de temas insignificantes... Y llegamos hasta un parque. Y allí los temas se fueron volviendo más serios... Hablamos de Venezuela, de los hermanos, del amor... Sí... Señoras y señores... Pronunciamos la palabra mágica. Y no pasó nada...

Luego me llevó a casa. No entenderé qué ha pasado. No sabré cómo fue la historia hasta que me la cuente, si es que algún día llega a hacerlo. Pero creo que ha quedado claro que no soy la misma niña de hace cuatro años. Y ¿quien sabe? Quizás este fin de año, en otra borrachera, vuelva a ganarme un "te quiero" suyo... Aunque... ¿es eso lo que quiero?

2 comentarios por lo de ahora.

  1. krilin says:

    Las cosas no siempre van como uno espera y en un momento dado, la debilidad nos acecha.Entonces es cuando las preguntas llegan, y nos torturan en la medida que hayamos olvidado.En nuestra cabeza solo resuena un quizás... quizás...

  2. Any says:

    quizás (parará)... xD Pues puede... La verdad es que hoy no me he levantado con muchas ansias filosofeadoras. Y estoy más bien como el culo... xD No es el día idóneo para comentar un comentario (valga la, como decía Laura, rubuznancia)... Así que nada. Sabes que te quiero, capullo... :P

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -